domingo, 2 de junio de 2013

UN METEORITO DE DOMINGO



Si en el silencio de la tarde de un domingo un enorme meteorito nos cayera
En ninguna estrella se lamentaría nuestra ausencia
Tal vez un ángel ebrio levantaría su copa
Brindaría por el enorme vacío abierto en su calendario
Y un dios torpe tendría que ponerse a fabricar otro juguete
menos ponzoñoso que ese raro engendro sepultado en el olvido

Diego García Moreno
Bogotá, junio 2 de 2012
He sido un cultivador de cartas... pero se extinguen los huertos, las postales, los destinos. Busco materos, balcones, ventanas, lienzos libres donde pueda sembrar mis dudas, mis palabras, las cascadas de imagen que a veces se me ocurren. Dale hombre, me han dicho algunas fieles amistades, invéntate un blog, escribe. Ya verás que es un buen andén para compartir tu risa, tu silencio, tus desdichas. Curioso, dócil, ingenuo, acepto jugar a lo impreciso.