lunes, 20 de junio de 2016

KARAM BOLAS (2)

Lo segundo:


Corré.
Hacé pipí.
No vas a dejar el vestido de baño,
Ni el salvavidas que vos no sabés nadar.
Dejá de pitar que ya viene.
¿Ya se subieron todos?
Si no corrés te dejamos.
Por fin.
Ponéle el seguro a la puerta.
Dénse la bendición que nos fuimos.

El chofer iba borracho
Aceleraba pitaba frenaba
Olía a ajo y cerveza
Las toallas secaban el sudor
La abuela gritaba auxilio
El bebe vomitaba
La mamá pedía silencio
Nosotros éramos bulla y  hambre
El fiambre huevos papa
Sanduche de mortadela
Y felicidad




La piscina tenía lama
Y un sapo nadaba feliz
Como un delfín
Lo sacamos en una olla
Lo arrojamos al vacío
Nos tiramos clavados y en bomba
Jugamos chucha
Nos quemamos con totumadas de sol
Nos pegamos patadas
Nos pringamos con hongos
Las viejas hicieron siesta
Y roncaron y les dimos besos
Y las moscas las picaron
Muchas gracias mamá

Despertá abuelita
Que te está pegando el sol
¿Dónde está su papá?
¿Alguien lo vio?
Vaciaron la piscina
Pero nada
Buscaron dentro del chasis
Pero absolutamente nada
Seguramente se fue
Seguramente
Vámonos que nos coge la noche
¿Y mi papá?
Ya llegará
Vaya báñese
Haga pipí
Póngase la piyama
Y acuéstese a dormir.

Diego García Moreno. Bogotá, junio 20 de 2016


Por error puse Bio-gotá. Buen título para una campaña ecológica.
He sido un cultivador de cartas... pero se extinguen los huertos, las postales, los destinos. Busco materos, balcones, ventanas, lienzos libres donde pueda sembrar mis dudas, mis palabras, las cascadas de imagen que a veces se me ocurren. Dale hombre, me han dicho algunas fieles amistades, invéntate un blog, escribe. Ya verás que es un buen andén para compartir tu risa, tu silencio, tus desdichas. Curioso, dócil, ingenuo, acepto jugar a lo impreciso.